Maanda Ngoitiko : laureado ex-aequo 2009

Maanda Ngoitiko : laureado ex-aequo 2009

Maanda Ngoitiko es una mujer Masaï nacida del pueblo de Soit Sambu, en el cantón de Loliondo, distrito de Ngorongoro, en el norte de Tanzania. Maanda trabajó para el desarrollo comunitario y la defensa de sus derechos trabajando, entre 1990 y 1994, como coordinadora de programas destinados a las mujeres y a los niños en un una de las primeras ONG pastorales de Tanzania: “Korongoro Integrated Peoples Oriented to Conservación” (KIPOC). Desde 1996 a 1998, estudió en Tanzania y en Irlanda.

Maanda

En 1997, Maanda fundó el “Consejo Pastoral de las Mujeres” (PWC por sus siglas en inglés) que tiene como objetivo la solidaridad, el desarrollo y el fortalecimiento de las capacidades de la mujer Masaï en la región de Loliondo. PWC lanzó sus actividades en diferentes pueblos en 2001 convirtiéndose en una de las principales ONG feministas del norte de Tanzania, con más de 800 mujeres miembro. PWC instauró el uso del microcrédito y de los programas de créditos “revolving” para el ganado que le permiten a la mujer Masaï poseer sus propios recursos económicos.

Maanda

El “Consejo Pastoral de las Mujeres” también ha proporcionado formación y soporte financiero para la educación de docenas de jóvenes mujeres Masaï de Loliondo, y se ha convertido en un poderoso  defensor de la participación de las mujeres a las decisiones del gobierno local. En 1998, Maanda cofundó otra ONG comunitaria: “Ujamaa-Community Resource Trust” (UCRT). La UCRT desarrolla iniciativas con comunidades de pastores y de cazadores-recolectores en seis distritos del norte de Tanzania, lo que ha generado mejoras en sus condiciones de vida y les ha ayudado  administrar mejor sus recursos naturales.

En el curso de la última década, Maanda se impuso como una militante de excepción en un contexto en el cual, la comunidad Masaï hace frente a amenazas constantes a sus derechos sobre la tierra y a sus recursos, y donde las mujeres son doblemente marginadas, tanto del exterior como del interior mismo de su comunidad.  En este entorno, Maanda consiguió grandes progresos locales en el objetivo, impensable antes: la igualdad de género y fortalecimiento del orgullo, la solidaridad y el bienestar económico de las mujeres de Loliondo. Maanda ayudó paralelamente a toda la comunidad Masaï de la región para la mejor defensa de sus derechos a la tierra y a los recursos naturales indispensables para su vida. Su obra es un modelo para quien desee mejorar las capacidades locales y promover la conservación y el desarrollo dirigidos por las mismas comunidades, en Tanzania y más allá de sus fronteras.

Maanda